Too Furious

Hyundai Coupé

Too Furious Hyundai Coupe (1).jpgToo Furious Hyundai Coupe (10).jpgToo Furious Hyundai Coupe (11).jpgToo Furious Hyundai Coupe (12).jpgToo Furious Hyundai Coupe (13).jpgToo Furious Hyundai Coupe (14).jpgToo Furious Hyundai Coupe (15).jpgToo Furious Hyundai Coupe (16).jpgToo Furious Hyundai Coupe (17).jpgToo Furious Hyundai Coupe (18).jpgToo Furious Hyundai Coupe (19).jpgToo Furious Hyundai Coupe (2).jpgToo Furious Hyundai Coupe (20).jpgToo Furious Hyundai Coupe (21).jpgToo Furious Hyundai Coupe (22).jpgToo Furious Hyundai Coupe (23).jpgToo Furious Hyundai Coupe (24).jpgToo Furious Hyundai Coupe (25).jpgToo Furious Hyundai Coupe (26).jpgToo Furious Hyundai Coupe (27).jpgToo Furious Hyundai Coupe (28).jpgToo Furious Hyundai Coupe (29).jpgToo Furious Hyundai Coupe (3).jpgToo Furious Hyundai Coupe (30).jpgToo Furious Hyundai Coupe (31).jpgToo Furious Hyundai Coupe (32).jpgToo Furious Hyundai Coupe (33).jpgToo Furious Hyundai Coupe (34).jpgToo Furious Hyundai Coupe (35).jpgToo Furious Hyundai Coupe (36).jpgToo Furious Hyundai Coupe (37).jpgToo Furious Hyundai Coupe (38).jpgToo Furious Hyundai Coupe (39).jpgToo Furious Hyundai Coupe (4).jpgToo Furious Hyundai Coupe (40).jpgToo Furious Hyundai Coupe (41).jpgToo Furious Hyundai Coupe (42).jpgToo Furious Hyundai Coupe (43).jpgToo Furious Hyundai Coupe (44).jpgToo Furious Hyundai Coupe (45).jpgToo Furious Hyundai Coupe (46).jpgToo Furious Hyundai Coupe (47).jpgToo Furious Hyundai Coupe (48).jpgToo Furious Hyundai Coupe (49).jpgToo Furious Hyundai Coupe (5).jpgToo Furious Hyundai Coupe (50).jpgToo Furious Hyundai Coupe (51).jpgToo Furious Hyundai Coupe (6).jpgToo Furious Hyundai Coupe (7).jpgToo Furious Hyundai Coupe (8).jpgToo Furious Hyundai Coupe (9).jpg
Todo en esta vida tiene una evolución, un recorrido con destino basado en la capacidad de innovación e ímpetu que se quiera imponer. En la personalización de vehículos, hay vertientes que nacen bajo la etiqueta de ser la evolución con desprecio al que llaman pasado hortera, cuya evolución fue escueta y acaban implantando hasta ensanches atornillados, siendo ello pecado mortal en sus inicios, asemejándose cada vez más a quien despreciaban.
La decadencia es de tal magnitud expuesta en una evolución, nos referimos a nuestra amada saga cinematográfica, pasando a ser involución total, asimilando en cada film alcanzar la inexistente presencia de vehículos tuners, tocando suelo ya en el último sin miembros de nuestra amada Familia.
Solo los tuners, demuestran con el paso del tiempo ser fieles a unos ideales, sentir suyo un estilo, evolucionando sin perder su esencia en absoluto, esa que logra que cada joya sea única, pero más que nunca ante lo observado ajeno, «Too furious» y mirar al frente, nuestra evolución se demuestra en cada restyling de cada proyecto.
Alex Frau
Frontal
La capacidad de adaptación de las locuras transitorias de nuestras inquietas mentes a nuestros vehículos, no son meros liftings, cirugías plásticas drásticas, ya sean en estas fechas o hace una década.
Os mostramos un Hyundai Coupé, base receptora de un tuning «Too Furious«, barroco evolucionado, artesanía sin mesura, evolución con cabeza, limpieza de líneas sin estridencias.
Como todo gran proyecto, la faz la comanda la adaptación artesanal de unas ópticas ajenas. Los faros de fondo negro, provienen del Toyota Celica y conceden un look totalmente rejuvenecido. La evolución en técnicas y materiales conllevaron al empleo de la chapa en el alargamiento de capó, pero la que portaba el Peugeot 206 en el suyo, al adaptar parte de él, para amoldarse a las líneas de las ópticas.
Como calandra se sumó a la moda existente en su momento, adaptando con artesanía la cromada procedente de Audi TT MK2, como parte reseñable de la defensa del coqueto deportivo alemán. Sus medidas se ven ampliadas, al recibir el generoso ensanche que abarca la totalidad de las aletas, sin cortes a través del estilo monoblock.
Para mejorar la respiración del motor, filtro de admisión directa con carcasa de carbono BMC CDA.
Lateral
Desdibujar sus líneas de fábrica son unos buenos cimientos siempre para un gran proyecto, desprovisto de ellas el modelo coreano, se procedió a marcarle a manta y resina su nueva obsesión, el volumen. Las aletas recibieron en su totalidad un muy generoso ensanche, de 8 cm por costado delante y la locura de 14 cm detrás. Esto conllevó la supresión de la repetición de molduras, logos e intermitencia en aleta, pasando a los retrovisores implantados tipo M4. La comunicación entre las protuberantes aletas es total, a través del monoblock sin interrupciones y de la talonera especifica del modelo, modificada artesanalmente concediéndole sobredimensión acorde al limpio perfil creado. A ras de ventana cual símil kit Génesis de Rieger, se creó una ampliación gemela a la talonera, generando una depresión en su nueva carrocería en puerta, flanqueado verticalmente en aleta delantera por canteado plano con enrejillado, y en la trasera la adaptación de la apertura vertical del Porsche Caimán GT.
En los pasos de rueda «Too Furious«, luce brillo cromado que jamás deja de lucir con reflejo propio, llantas Polo en 18″ con gomas 215/40, resaltando a ras del volumen gracias a los separadores de 5 cm en eje anterior y 10 cm en el posterior. La suspensión es de sistema neumático, de la ágil marca ya extinta Lowered, de acción independiente.
Para repostar se incorporó el tapón tipo aviación Sparco, completando una estampa de los primeros films que nos terminó de cautivar cual mensaje subliminal marcado a fuego.
Posterior
La zaga es artesanía, la suficiente para recrear en la zaga la del pequeño deportivo biplaza alemán. En tal menester se optó por la implantación de piezas originales, con suma artesanía se adaptó el portón, con alerón tipo visera original del modelo bávaro, escoltado por los pilotos específicos del TT. La defensa no fue menos, siendo también adaptada, magnificada por la llegada del ensanche a través del monoblock, con su característica «u» invertida, escueta en altura pero prolongada en amplitud, incluyendo luz antiniebla centrada del modelo de los cuatro aros. Para lograr asomar escape en apertura que demanda la defensa, se extendió el tubo de salida del silencioso original, finalizando en una cola embellecedora.
Interior
El habitáculo «Too Fast» es acogedor jugando a los grandes contrastes, alternando el blanco del aro del volante con núcleo cromado, del Isotta Urban Glow que porta, y el portado en piel con bordados naranjas de los baquets delanteros y plazas traseras. En el tono cromático opuesto al negro brillante de sus guarnecidos originales, se suma la mitad superior de los plásticos del salpicadero en plata, el pomo negro y plata del Audi R8, con funda en piel negra y roja, así como la del freno de mano Sparco en piel negra con bordado rojo.
En consola central luce 10 interruptores con su tono metálico y un radio DVD motorizado 7″ Clarión de 1 din.
Car Audio
El apartado del audio es harto suficiente para el escueto habitáculo, siendo comandado por la fuente radio DVD 1 din motorizado 7″ Clarion, apoyándose en los amplificadores Ma Audio 1000rms 4 canales y el Sony Xplod 4 canales para potenciar los componentes de kit de 3 vías separadas Hertz, kit vías separadas Dls en puertas, 6 «6×9″ en bandeja. En los dos cajones pintados en naranja, 2 subwoofer de 12» Alphaaonik . Para el constante suministro eléctrico capacitador Rockford Fosgate.
Antes y Después