Melendi

Renault Megane Coupé

Hay nombres que pueden sonar a éxito, música y algún que otro regreso de avión por exceso de mal de famoso desbordado. En nuestro mundo tuner es sinónimo de gran persona, alegría en cada evento que asiste, sin obviar ser propietario de uno de los proyectos con mayor carácter en sus líneas, en el norte de España. La base es un Renault Megane Coupé, a quien se sometió dosis de tuning de la vieja escuela, como pequeñas botellas embriagan grandes cuerpos en altas esferas, dando como resultado un proyecto trabajado capaz de relucir en los días grises encapotados del norte de España, más aún si se arranca por palmas su propietario con “Caminando por la Vida”.
José Antonio Martín
Frontal
La faz del pequeño Coupé es impactante, resultado obtenido tras el acierto de componentes escogidos. Si tu deseo es lograr destacar con rasgos propios, y lograr contundencia sin excesos, has de seguir el ejemplo del camino recorrido por nuestro Melendi.
Se optó por la implantación de la entrada de aire F50 sobre el capó, siendo además alisada la zona destinada de fábrica al logotipo, excelente resultado, potenciado por el binomio de tonos oscuros que portan el violeta escogido que cubre la carrocería y el negro, como el lucido en el fondo de las ópticas ángel eyes específicas, quienes conceden mirada penetrante. La defensa es espectacular, su composición es casi en su totalidad múltiples aperturas progresivas, en simulada evolución hacia las aletas, gracias a sus sobredimensionados vértices, incapaces de crear indiferencia. Forma parte del catálogo destinada Renault Megane Coupe al fase 1, viéndose obligado a la adaptación a las variantes de formas respecto al fase 2 que lo recibe.
El filtro de admisión directa Green implantado, jamás podría alegar falta de flujo de aire, gracias al generoso caudal de aire entrante en vano motor.
Lateral
La fisonomía del pequeño coupé francés recibió el alisamiento de carrocería eliminando molduras, sumando la unificación de la aportación a su estampa de la talonera específica, portadora de hendidura longitudinal con orificio en su parte posterior, iniciando en sus extremos el ensanche específico de 3 cm que dispone este modelo como opción a implantar.
En los pasos de rueda, las llantas negras Oz en 17″, con gomas 205/40 y núcleo/tapa pintados en violeta, se ubican a ras de vértice de carrocería, gracias a los separadores de 2’5 cm. La suspensión recurre a la calidad y dureza que aportan los amortiguadores Koni y muelles H&R, obteniendo rebajar el centro de gravedad en 4 cm.
Las repeticiones de intermitencia fueron sustituidas por específicas de fondo negro, en semejanza con los espejos retrovisores, quienes fueron sustituidos por los procedentes de la BMW e46 retráctiles.
En lo alto del proyecto una opción cada vez más común, cofre para portar lo que el equipo de audio incapacita en maletero, con soportes de altura reducida Thule.
Posterior
La zaga es imponente, en semejanza a la estética delantera, portando rasgos acentuados que se inician en lo alto del portón, por el eternamente bello alerón de fibra tipo Evolution. El portón fue alisado, conllevando a la eliminación del sistema de apertura, obteniendo suprema estética, acentuado al ser escoltado en los flancos por los pilotos específicos tipo lexus de fondo cromado.
La defensa es de cuádruple apertura, adaptación en semejanza al delantero, específico del Megane Coupe del fase 1 al fase 2, portando diseño radical con el escape doble separado Don Silencioso, asomando en su fisonomía con mejor resultado que las rastas en el famoso cantante. En su composición oculta, es un sistema diseñado en “y” tras el silencioso del sistema de escape.
Interior
El habitáculo se optó por darle colorido tuner, pero en tonos oscuros en concordancia con el exterior. Siendo el salpicadero tapizado la parte superior en piel azul, respetando y a la par contrastando con el gris de fábrica del resto del salpicadero. En tono violeta se pintó : consola central baja, pilares, montantes y plásticos de puerta. Los paneles de puerta y traseros fueron pintados en negro, con el panel central tapizados en alcántara azul. Para el cubrimiento de asientos, se optó por el tapizado en alcántara, alternando azul y gris. El techo fue tapizado en piel gris.
Las esferas del cuadro de instrumentación, fueron embellecidas al sustituirlas por unas aerografiadas en motivos azules.
La funda del cambio es de tela plateada Conrero, con cerquillo del cambio cromado Momo.
Para la diversión óptica mediante la iluminación, porta 2 flashes y tubos de neón azules en bandeja, huecos de pies, salpicadero y en el exterior de led rgb.
En salpicadero está ubicado el control de sirenas que porta.
Car Audio
Para los grandes éxitos rumberos, Melendi porta la fuente radio usb Pioneer, en puertas los medios 6″ Beyma Power M6. En el escueto maletero que concede el pequeño coupé, logró dar cabida a los amplificadores Kipus, de 2 y 4 canales más el Pioneer de 4 canales. En doble composición de cajeados tapizados en la típica piel de maletero, siendo en la puerta superior la ubicación para los 2 motores de compresión Aps, y en la parte inferior, en triple cajón individual, 2 subwoofers de 10″ Aps Pancadao y centralmente el subwoofer de 12″ Aps Millenium Pancadao.
Antes y Después