El Tortuga

Renault Clio

En una nación donde sobraba asfalto antes de la Gran Crisis, esos ayuntamientos de rotonda y badén, poseer un vehículo tuner es sinónimo de desplazamiento lento, meter primera y atacar en oblicuo, aún con suspensión neumática. Nunca nos caracterizó el ir excesivamente rápido por el interior de las ciudades, pero el momento incómodo para muchos proyectos es la puesta en escena en carretera abierta.
Afirmemos que es un país que no se puede correr por el estado y tipo de las vías, pero nuestros proyectos se elaboran sobre bases diesel mayormente, y dentro de este ámbito no de la mayor potencia. Esta circunstancia da bellezas rodantes, y alguna que otra tortuga, quelonio de tronco ancho y corto, que luce preciosa montura, como es «El Tortuga» de José Ignacio.
José Ignacio Enrique
Frontal
La faz de la tortuga es chata, de mirada progresiva hacia el interior del caparazón, por ello las ópticas específicas ángel eyes de fondo negro, portan pestañas de faro artesanal, que confieren un look más cercano a la fisonomía del animal, acentuado por el alargamiento y alisamiento del capó. En él se procesó artesanalmente una entrada de aire, sin flujo entrante, ya que está cubierto por el cristal de puerta trasera de un Nissan Almera.
La boca del anfibio animal es amplia y abarca toda la mandíbula, siendo en el proyecto Tortuga, de semejante proyección con una gran boca central flanqueada por pares de aperturas estilizadas y progresivas en extremos, por donde el filtro de admisión directa K&N aspira con gran caudal entrante.
Lateral
El tacto de las tortugas es liso sin protuberancias, aunque parezca con relieves, al tacto de la mano es casi inapreciable, así sucede en el proyecto que os mostramos. Su carrocería fue alisada, con ciertos cambios como la eliminación de la antena en el techo, para posteriormente implantar una tipo tiburón en el lado opuesto del techo donde se ubicaba.
La repetición de intermitencia en aleta, fue sustituida por una específica led de fondo cromado, además de los portados en los retrovisores adaptados tipo M4.
La rebaja típica del caparazón lo asemeja las taloneras, siendo unificadas a la carrocería adaptadas artesanalmente, al ser las destinadas a Toyota Celica y poseedoras de apertura vertical. En los laterales cual patas trasladan lentamente toda la composición, asoman a ras de caparazón/carrocería gracias a los separadores de 2 cm, las llantas Ebeta 17″ con gomas 205/40. Permitiendo obsérvalas a través de ellas, cual parte inferior de tortuga, el dorado pintado del sistema de frenado, más la suspensión Cobra -2 cm en eje anterior.
Como si fuera los relieves dibujados en caparazón, aerografías en ambos laterales.
Posterior
Observar la trasera del Tortuga, tal vez, puedas admirar pacientemente su hermosa trasera sin querer adelantarle atrapado en un atasco, pero te merecerá la pena.
En su cota más alta, alerón artesanal adaptado tipo visera, descenderás por su curvada luna hasta donde tendría su ubicación el limpialuneta trasero, que ya fue eliminado, la evolución. Los pilotos específicos de tecnología led y fondo negro, le concede belleza extra. Para la protección de la zaga se escogió una defensa específica acertada, alisada con gran «u» invertida, con deflector en negro, por donde asoma cual cola del animal, el escape doble Don Silencioso.
Aerografiado en el portón, como si fuera su tierra natal, donde desovó su madre o realice tal acción también, una isla que embellece cómo si tatuaje fuera.
Interior
La carne de tortuga es un manjar para algunas civilizaciones, pero nosotros deseamos la perpetuidad de la especie, por ello admiramos su interior, de textura blanca.
El tono blanco cubre los siguientes componentes con pintura : salpicadero con sol naciente aportado sobre él, mitad inferior salpicadero, consola central baja, cuadro de instrumentación, paneles de puerta con parte central en piel plata. Tapizado en piel blanca fueron : asientos, suelo del habitáculo, funda del cambio y del freno de mano. En contraste fue tapizado el techo en piel negra, los plásticos del salpicadero en verde, y en gris plata fue pintado guantera y el núcleo de volante tapizado .
Como accesorios porta el pomo de aluminio Momo con carbono plata, freno de mano Isotta blanco y cromado, pedales de aluminio y encastrados en salpicadero, pantalla de GPS y cctv.
Car Audio
Para amenizar el lento avanzar, reproduce música la fuente radio CD Alpine, con coaxiales 5’25» Pioneer en puertas, subwoofer Alpine 1243b 12″ 1000 rms, 4 chess audio 8″ 120 rms, 4 supertweeters en bandeja y un amplificador 4 canales.
Antes y Después