El Jonan

Renault Megane Coupé

En el margen izquierdo de la ría de Nervión, se encuentra la segunda ciudad más importante de Vizcaya, tratamos de Barakaldo. Es el territorio de Jonan de Baraka y su amigo Txori, quienes disfrutan de sus monturas tuners, idolatrando a Vin Diesel y el centro comercial Max Center, realizando actividades ajenas a nuestra pasión tuner, como son las carreras ilegales y el deseo de perder todos los puntos de carnet, en esas verídicas múltiples paradas con nuestros amigos, los agentes de la ley y su libreta. Multitud de historias rocambolescas viven con sus proyectos tuning, cual Rocinante para Don Quijote. Han pasado los años y sus verdaderos propietarios del mítico Renault Megane Coupe, Gorka e Izaskun, lo mantienen intacto, participando en eventos del norte de España, demostrando que los viejos rockeros tuner no mueren, y que añorar el “Old School” no es lo suyo, si lo adoras vívelo, créalo.
Izaskun Tolosa
Frontal
La faz de este proyecto fue deleite de aquellos seguidores de nuestra pasión, en la época dorada de nuestra forma de vida, transmite garra sobre una base que fue arduamente preparada.
El capó fue recubierto entero en carbono, tras la artesanía de implantar dos entradas de aire, procedentes del Opel Astra GSI, ello concede una visión extraordinaria del frontal, acompañada de la pintura Kamaleon, que cubren incluso las ópticas específicas triple faro de Hella, mirada poco habitual aún pasados los años, que conceden una mirada muy peculiar y agresiva. La calandra recibió el alisamiento de la zona donde se ubicaba el logotipo del fabricante, detalle que siempre aporta limpieza visual, aunque no se alargue o se aplique bad boy.
La defensa de líneas “import” y triple apertura, debido a su procedencia del catálogo destinado al Mitsubishi Eclipse, finalizando su destino al ser adaptado artesanalmente en el pequeño coupé francés.
La matrícula es de tamaño reducido y marco cromado, así como el filtro de sustitución de algodón Green, sin variar la carcasa de la admisión de serie, evitando desmontar cada vez que asiste a la revisión periódica de ITV.
Lateral
La belleza de su estampa, era la verdadera excusa por la que la Ertzaina se pasara las tardes admirándolo a ras de ventanilla. La fisonomía del coupé fue alisada en busca de la limpieza de líneas, eliminando molduras y la repetición de intermitencia en aleta. Los retrovisores fueron sustituidos por los archiconocidos M3, siendo reemplazado también el tapón de repostaje por otro habitual, que siempre aporta calidad, el universal tipo aviación metálico de Sparco.
Para acompasar la altura adquirida con la implantación de las defensas, se optó por la talonera específica Rieger, modificada para adquirir mayor altura y descender al punto requerido, además de ser unificada a la carrocería. La defensa delantera aporta rasgos agresivos, como las aperturas en el plano del vértice descendente.
Los pasos de rueda admitieron las llantas multirradio Oz Racing en 18″, con gomas 215/35, cuyas medidas en el pequeño coupé francés, adquieren mayor sensación visual respecto a otras bases de mayor tamaño. Entre sus radios se observan el sistema de frenado Red Dot, pintado en rojo y acompañado en su alojamiento en el paso de ruedas, por los amortiguadores Gtz y muelles H&R.
Posterior
La zaga es lo que quería mostrar a sus rivales, El Jonan De Baraka, en las carreras ilegales que supuestamente participaba, cuidando con esmero la estética que embellece la trasera. Ello se inicia con la implantación de alerón tipo visera anclado por las dos palas, en semejanza con el alerón específico de fibra Evolution, siendo unificado al portón.
El portón fue alisado, siempre en este modelo dicha operación marca un antes y un después, con la consiguiente eliminación del sistema de apertura. Los pilotos traseros aporta otra opción muy “old school”, recurso muy válido cuando no habían hecho acto de presencia los pilotos tipo lexus, tratamos de las máscaras en plástico ABS, que cubrían los perfiles no destinados a la iluminación, en este caso es de 3d.
La defensa es de triple apertura horizontal, adaptada artesanalmente procedente del catálogo destinada al Opel Astra, asomando en su apertura izquierda el escape doble Remus.
Interior
El habitáculo desde donde Jonan sacaba el brazo por la ventana aún siendo invierno, combina los tonos gris y violeta, siendo menos vivos que los presupuestos para la vida poligonera. La razón es que sus auténticos dueños, poseen mayor cordura, demandando sobriedad dentro de una preparación tuning.
Mediante pintura, los siguientes componentes recibieron dosis de tono gris : salpicadero, pilares, montantes, paneles de puerta y traseros. La pintura violeta embelleció : plásticos salpicadero, cuadro instrumentación, consola central baja y plásticos de puerta.
La tapicería aplicada combina ambos colores de formas diversas, siendo tapizado en piel violeta : techo, funda del freno de mano, paneles centrales de puerta y traseros. La piel plateada fue recibida por la funda del cambio. Los asientos se tapizaron alternando piel gris y violeta. En tela se tapizó la totalidad del suelo del habitáculo.
El tono metálico lo aportan primeras marcas como Momo, con reposapiés, pedales y pomo con diseño en carbono. Las alfombrillas en grano de arroz es de Ghirardi y el freno de mano Conrero. El reflejo cromado lo poseen : el cerquillo del cambio, el volante Braid Billet, de aro crema y núcleo cromado, más el embellecedor en marco de puerta, sobre vinilado carbono.
Las esferas del cuadro de instrumentación fueron sustituidas por unas blancas.
Car Audio
La falta de car audio, sería un sacrilegio para andar por Baraka, como ponerle unas New Balance a un Jesucristo, por ello a Jonan los propietarios del Megane Coupe, le suministraron un equipo para que el hardcore anuncie la llegada a distancia, del ídolo del polígono los sábados por la noche.
La fuente que reproduce la estridencia sonora que activan los músculos fiesteros, es un radio DVD 7″ motorizado Alpine, con elementos auxiliares debajo del asiento del conductor, como tdt y navegador, y en el maletero cargador múltiple, todo ello Alpine.
Potenciando para que las naves industriales hagan eco, 2 amplificadores Alpine cuatro cabales, siendo destinados uno a componentes en bandeja/habitáculo y el otro a maletero. En puertas coaxiales 6″ y en salpicadero tweeters, ambos Pioneer. Sobre la bandeja tapizada en piel gris, hayamos 2 “6×9” Alpine. En el maletero con cajón doble, tapizado todo ello en piel violeta, sumándose a los amplificadores hacen acto de presencia con sus graves, dos subwoofers 12″ Alpine de 350 rms cada uno, con aros de metacrilato con neones.
Para suministro continúo energético más que un Red Bull de fiesta, capacitador de 1 faradio, encastrado en plazas traseras.
En esos momentos de espera, Jonan se entretiene jugando al Need For Speed, en la ps2 instalada debajo del asiento del copiloto.
Iluminación
La iluminación es muy importante para acompañar la fiesta de polígono, Jonan es fiesta y estas sus armas lumínicas:
-En salpicadero dentro de los aireadores leds azules.
-Tiradores de puerta de techo eliminados, en su ubicación tubo led azul.
-Tubos de neon azules en huecos de pies.
-Debajo asientos 4 tubos neón azules.
-Tubo led azul en cada hueco de panel.
-Tubo led azul unión luna trasera con techo.
-Tubo rítmico azul en bandeja.
-Tubos leds alrededor subwoofers.
-Tubo led azul en mitad del maletero.
Antes y Después