Avatar

Peugeot 206

Avatar Peugeot 206 (1).jpgAvatar Peugeot 206 (10).jpgAvatar Peugeot 206 (11).jpgAvatar Peugeot 206 (12).jpgAvatar Peugeot 206 (13).jpgAvatar Peugeot 206 (14).jpgAvatar Peugeot 206 (15).jpgAvatar Peugeot 206 (16).jpgAvatar Peugeot 206 (17).jpgAvatar Peugeot 206 (18).jpgAvatar Peugeot 206 (19).jpgAvatar Peugeot 206 (2).jpgAvatar Peugeot 206 (20).jpgAvatar Peugeot 206 (21).jpgAvatar Peugeot 206 (22).jpgAvatar Peugeot 206 (23).jpgAvatar Peugeot 206 (24).jpgAvatar Peugeot 206 (25).jpgAvatar Peugeot 206 (26).jpgAvatar Peugeot 206 (27).jpgAvatar Peugeot 206 (28).jpgAvatar Peugeot 206 (29).jpgAvatar Peugeot 206 (3).jpgAvatar Peugeot 206 (30).jpgAvatar Peugeot 206 (31).jpgAvatar Peugeot 206 (32).jpgAvatar Peugeot 206 (33).jpgAvatar Peugeot 206 (34).jpgAvatar Peugeot 206 (35).jpgAvatar Peugeot 206 (36).jpgAvatar Peugeot 206 (37).jpgAvatar Peugeot 206 (38).jpgAvatar Peugeot 206 (39).jpgAvatar Peugeot 206 (4).jpgAvatar Peugeot 206 (40).jpgAvatar Peugeot 206 (41).jpgAvatar Peugeot 206 (42).jpgAvatar Peugeot 206 (43).jpgAvatar Peugeot 206 (44).jpgAvatar Peugeot 206 (45).jpgAvatar Peugeot 206 (46).jpgAvatar Peugeot 206 (47).jpgAvatar Peugeot 206 (5).jpgAvatar Peugeot 206 (6).jpgAvatar Peugeot 206 (7).jpgAvatar Peugeot 206 (8).jpgAvatar Peugeot 206 (9).jpg
Inmersos en un planeta lleno de colorido, exuberancia de formas en su naturaleza, con fisonomías de líneas increíbles, cuya nocturnidad es llenada de combinaciones luminarias, dejando a las Vegas y Tokio juntas como simples cúmulos de lucecitas, solamente podemos tratar del planeta Tuner.
En ese mundo sus habitantes más evolucionados, para comunicarse con sus congéneres linkeaban sus melenas, logrando alcanzar su mensaje hasta lo más profundo del planeta.
La avaricia alcanzó su universo de mano de la peor plaga, las homologaciones en busca de materia prima que les diese euros. Suso enfundado en su corpulento avatar, luchará por la supervivencia de su mundo personalizado, en compañía de otros tuners Na’Vi, cabalgando en sus monstruos voladores de alas al cielo, siendo solo sus propietarios quien saben cuidar y exclusiva concesión de montura.
Suso Rodriguez
Frontal
La faz de la población Na’Vi son rasgos animales humanizados, siendo en este proyecto del leonado Peugeot 206, dando muestra de cómo aplica la artesanía al alisar y alargar el capó en chapa su hábitat. La calandra tampoco se resistió a su particular desarrollo artesano, siendo modificada la específica Fx. La mirada felina fue acentuada con las ópticas específicas ángel eyes de fondo negro.
Las defensa no quiso ser su punto débil, elaboración artesana en su adaptación al medio Tuner salvaje, con la creación tomada de inicio en la adaptación de una destinada al Seat León, felino siempre. Protuberante resultado con tres aperturas en su margen más inferior, de boca central más generosa.
Exige una adaptación su atmósfera, implantado sistema de admisión directa con carcasa de carbono de Koni, y refuerzo de diafragma con barra de refuerzo de torsión Omp.
Lateral
Para sobrevivir en la selva con más bestias en convivencia en el planeta Tuner, donde la naturaleza inmersa en cada bestia, impone el respeto por la armonía en su convivencia, hay que adaptar tu fisonomía. Siendo el alisamiento de molduras el primer avance, continuado de la sustitución de repetición de intermitencia en aleta, por específica de fondo cromado; prosiguiendo por la implantación de retrovisores tipo M3 de Fx.
Su musculatura es suprema, notándose remarcada en sus aletas con 3 cm en cada una en eje anterior, y 5 cm en el posterior, alcanzando sin interrupción, la talonera Fibraline remarcada en diferentes volúmenes con hendidura, gracias al semimonoblock establecido, con única interrupción en defensa delantera.
Su capacidad motriz es descomunal, transmitida al firme por las llantas negras Tekno Wheels de 17″, con gomas 205/40. El impulso lo genera la suspensión neumática independiente Rl Sport, mientras sus brazos se extienden ágilmente por las bisagras de apertura vertical LSDoors.
Para la ingesta se le impuso el tapón tipo aviación, de su tope de evolución GTI, así como receptor de ondas, aleta de tiburón negra en techo.
El tono azulado de su piel lo adquirió del Renault Capture.
Posterior
La espalda del Na’Vi es corpulenta, siendo en lo más alto implantado un alerón tipo visera específico.
La cota intermedia fue potenciada visualmente por el alisamiento del portón, con la consiguiente eliminación del sistema de apertura, sumando a ello la supresión del limpialuneta trasero. Todo el conjunto fue escoltado por los pilotos específicos de fondo negro tipo lexus.
En márgenes inferiores luce una defensa artesanal sin estridencia alguna, pero transmisora de sensación de corpulencia, como de una espalda trabajada con sumo esfuerzo.
La adaptación llevó a esconder la cola, mostrando en su puesto la luz antiniebla traslúcida y tecnología led.
Interior
En un mundo colorido, en la intimidad se prefiere el binomio blanco y negro, sobriedad que da clase en el habitáculo del pensamiento.
En combinación con el tono oscuro de los componentes, se escogió cubrir en pintura blanca: perímetro aireadores, tiradores de puerta, cubierta del cuadro de instrumentación y consola central baja. Tapizados en piel blanca fueron los asientos, panel inferior del volante, guantera, funda del cambio y los paneles de puerta, siendo los traseros modificados en fibra para albergar 2 tv de 7″.
El tono metálico lo portan el pomo cromado y blanco, el cerquillo cromado del cambio Isotta, pedales de serie al ser versión Xs, y el interruptor tipo aviación, que da orden de encendido a los halógenos de leds, encastrados en pilar consola central.
El mando extensible de la suspensión neumática la activa, mientras reflejan las presiones en los manómetros encastrados en los plásticos de la consola, vinilado estos en carbono. En el margen izquierdo salpicadero, 3 interruptores digitales.
Adaptada fue la consola, para recibir el radio dvd 2 din 7″ Unimade implantado.
Car Audio
La comunicación es múltiple en sus medios, pudiendo ser verbal mediante la coordinación de las emisiones sonoras, por parte del radio dvd 2 din 7″ Unimade o conexión al linkear. Potenciando su alcance para atravesar de un solo movimiento acústico de membrana los densos bosques, tres amplificadores Kipus, uno de cuatro canales y un par de dos canales.
En función de cuerdas vocales luce en puertas 2 kits de vías separadas Spl Dynamic, más en portón un Kit vía separadas Kipus. Como socarrón tono de garganta, la contundencia de los dos subwoofers 12″ Kipus de 350 rms cada uno, instaurado en una bella bañera de fibra pintada en blanco.
En su faceta multimedia, secundando la señal visual del radio dvd, hayamos en puertas traseras y en el maletero, cuatro tv 7″ Unimade.
Iluminación
En un mundo tan colorido y visual alcanzada la nocturnidad, el mejor camuflaje es portar tu propia luminiscencia. En tal menester, se evolucionó hasta poseer 400 leds azules y blancos en el interior, 5 flashes, 2 halógenos señoriales en consola central baja, 6 plafones de leds blancos en techo y tira de 5 metros de Led rgb en el exterior.
Antes y Después