Barnizado

Bienvenidos una vez más a la sección Bricomaketuning.
En esta emisión vamos a finalizar el apartado referente a la pintura, proporcionando a la maqueta una capa de barniz brillo, siendo su misión proteger la pintura aplicada y concederla mayor vistosidad.
A partir de este momento, debemos dejar la maqueta bien tapada (a poder ser con plástico de burbujas), y tocarla lo menos posible hasta su montaje definitivo. Recordad el camino seguido para llegar hasta aquí y lo que un accidente podría suponer.
Los materiales que usaremos serán bastante simples:
– Barniz en spray o para pistola.
– Guantes.
– Gafas.
– Nascarilla
.
En primer lugar nos aseguramos que la maqueta esté bien limpia, para evitarnos problemas de reacciones e improvistos similares.
Una vez tenemos lista la carrocería, vamos a dejarla unos minutos bajo una bombilla para que caliente un poco y así aplicar mejor el barniz.
Ahora procederemos a aplicar el barniz en pasadas rápidas y sin cargar mucho de barniz. Recordad que el barniz es traslúcido y se controla peor visualmente el nivel de carga aplicada.
Tenemos que tener cuidado de que no se nos quede la maqueta blanca, motivado por exceso de barniz, ya que tendremos que lijar y rehacer la pintura entera. Os muestro un ejemplo en una maqueta de prueba.
Con la carrocería barnizada, la dejaremos secar el tiempo recomendado por el fabricante, aunque yo suelo dejarla un par de días antes de tocarla, para asegurar el secado capa externa e interna.
Os mostramos unas fotos tomadas a la luz natural para que veáis el resultado.
Con el proceso de pintura completado, tenemos nuestra maqueta ya con personalidad, carácter y a la vez protegida y extra de brillo.
La próxima emisión procederemos ya a entrar en el mundo de la iluminación en nuestros proyectos.
Un saludo
Rafa Maketuning